Hasta que los oficiales de inmigración obtengan una orden judicial, no pueden acceder o ser capaces de entrar a su hogar sin su consentimiento. Una orden es un documento escrito oficial que da permiso legal a un agente gubernamental para buscar o detener a alguien que ha roto la ley. Debe ser emitido por un juez para que sea válido. Existen dos tipos de orden:

Orden de arresto:
Es ejecutada por el juez una vez que el agente gubernamental ha establecido una causa probable de que un individuo ha roto la ley. Esto entonces da permiso al agente de ley para arrestar a alguien en específico.

Orden de registro:
Es ejecutada de igual forma por el juez, dando permiso al oficial de la ley para buscar en una ubicación, objeto o cosa con el propósito de buscar evidencia de algún crimen.

Para que pueda le arrestar el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de los Estados Unidos en su casa, requerirán una orden para poder entrar si no se les abre la puerta o no se les da permiso para entrar. Por lo tanto, si el ICE llega a su puerta, NO ABRA LA PUERTA A MENOS QUE ELLOS MUESTREN UNA ORDEN DE ARRESTO FIRMADA POR UN JUEZ, AUTORIZÁNDOLOS A ENTRAR A SU CASA PARA ARRESTAR A ALGUIEN DENTRO. Siga estos pasos si el ICE o algún otro funcionario del Departamento de Seguridad Nacional llama a su puerta:

1.    Si un oficial está llamando a su puerta, mantenga la calma, no abra la puerta y revise a través del catalejo para ver si él o ella está con alguien. Entonces, debe pedirle al oficial que se identifique y pregúntele si tiene compañía. Algunas preguntas que quizá quisiera incluir sería “¿Con quién está?” o “¿Con qué agencia está involucrado?”. Muchas veces los oficiales pueden estar usando ropa normal y deben tener una insignia que muestre que son de ICE o cualquier otra agencia.
2.    El oficial quizá responda a su pregunta diciendo que está con el “Departamento de Seguridad Nacional”, “Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos”, “ICE”, u otras agencias gubernamentales. Aun así, todavía no abra la puerta. Pregunte al oficial si tiene una orden.
3.    Si el oficial dice que si, pídale al oficial que deslice la orden por abajo de su puerta para que usted la pueda revisar.
4.    Querrá asegurarse que la orden esté relacionada con usted o alguien que viva en la casa. Si su nombre o el nombre de alguien viviendo en la casa no está en la lista de la orden, entonces revise la dirección de la orden y asegúrese de que sea su dirección. También compruebe si la orden está firmada. Debe estar firmada por un juez para ser válida. Verifique que la firma no sea de algún otro oficial o supervisor. Debe de ser un juez.

NOTA: Normalmente, la orden estará escrita en Inglés. Si no entiende lo que está escrito, podría llamarle a otra persona en su casa para ayudarle a entender o para que le traduzca. Solo asegúrese de que el oficial entienda que buscará a un traductor para ayudarle a entender los papeles que se proporcionaron.

1.    Después de haber revisado a detalle, si no está su nombre o el de alguien viviendo en la casa en la orden, o la dirección no está correcta en la orden, o no hay ninguna firma en la orden autorizando la ejecución de la misma, comente al oficial que la información en la orden no está correcta o es incompleta. No abra la puerta.
2.    Por otro lado, si fue emitida por la corte para que las autoridades busquen en su casa, entonces debería dejar pasar al oficial a su casa.
3.    Cuando revise este documento, debe de ser muy atento. Podría darse cuenta que el documento fue emitido por el ICE pero no por una corte, dado esto, tendrá todo el derecho de negar la entrada al oficial o agente gubernamental. Además, si la orden está autorizando su arresto y no el registro de su casa, usted debería ir afuera y no dejar pasar ni buscar en su casa. Esto es crucial porque si vives con más personas en la misma casa que no tienen documentos apropiados o problemas de inmigración, el oficial es posible que quiera entrar y cuestionarle a cualquiera que esté allí también.
4.    Ahora, si no has hablado con este oficial (todavía con la puerta cerrada), no tienes por qué responder ninguna pregunta. Dígale a los oficiales que no contestará ninguna pregunta a menos que su abogado este presente, y solicite a la presencia de su abogado. NO HAGA NINGUNA DECLARACIÓN AL OFICIAL. Tiene derecho a permanecer en silencio y a no proveer ninguna información a los oficiales. No pueden obligar a nadie a hablar con ellos. NO FIRME NINGÚN PAPEL. Asegúrese de no tener ningún papel con usted cuando se presente al arresto. Si le encuentran alguna información, documentos u objetos, es probable que los usen en su contra.
NOTA: Es importante entender que si el oficial le pide permiso para entrar a su casa y usted está de acuerdo, entonces usted le está concediendo el acceso a su casa y ya no se requiere una orden judicial. Por eso es importante que nunca permita explícitamente a los agentes entrar a su casa.

1.    Para recapitular, lo mejor que se puede hacer cuando un oficial solicita que le abran la puerta es:
•    Pídales que se identifiquen.
•    Pídales que muestren la orden.
•    Revise que la orden tenga su nombre o el de otra persona que viva en la casa.
•    Revise la dirección en la orden para verificar que es su casa.
•    Revise si la orden está firmada por un juez.
Si usted verifica su nombre, dirección y la firma apropiada, vacíe sus pertenencias o déselos a un miembro de la familia y luego salga de la casa. No los deje pasar.

Una vez que se encuentre en detención por ellos, dígales que no hará ninguna declaración a menos que su abogado este presente y solicite hablar con su abogado.

¡No responda ninguna pregunta! Espere a hablar con su abogado antes de hablar con nadie más.

NOTA: Ningún oficial tiene permitido influir o forzar en que usted acepte salir de su casa. Un ejemplo de esto es cuando su casa está rodeada de patrullas, con las luces apuntando a su casa, y el oficial apuntando con un arma a la puerta mientras pide que la abran. Si usted tiene miedo y permite al oficial entrar a su casa por el miedo, el tribunal probablemente no consideraría que se trata de un consentimiento válido.

¿Cómo me puedo proteger de Inmigración si viene a mi casa?

Si descubre que Inmigración está solicitando información de usted desde su sitio de trabajo, entonces definitivamente usted debe estar seguro de que aparecerán en su casa tarde o temprano. Así que en dichas situaciones, usted debe hacer lo siguiente:

•    Asegúrese de que la persona en quien más confíe, sabe donde se encuentra, y en casos de emergencia, asegúrese de hacerle llegar la información a dicha persona, especialmente si se encuentra detenido por inmigración.
•    Otra nota muy importante, es que se asegure que usted y los miembros de su familia tengan el número telefónico de su abogado de inmigración cerca del teléfono de casa, para que puedan llamar al abogado en caso de que haya sido detenido.
•    Además, sus documentos importantes, como el certificado de nacimiento y cualquier otro documento de inmigración, deben quedarse en casa con alguien de su absoluta confianza. No se los entregue al oficial a menos que tenga una orden de registro apropiada para buscar dichos documentos.